Mis historias de colegio


Buenos días, un día mas, un post mas…y van más de 30…la verdad no creía que tuviera tantas anécdotas que contar, pero vaya aun me quedan algunas, así que procederemos a ello, hoy por eso volveremos a mis adoradas épocas de teenager, esas en que mi mayor preocupación era sacar el 5 de rigor para aprobar y en que el baloncesto ocupaba el 99.9% de mi tiempo libre.

Bien pues volvamos al cole, estando en BUP, digo BUP porque bachillerato unificado polivalente me parece largo y pretencioso la verdad, digamos que yo era un angelito…travieso, y me habían pasado 2 o 3 cositas…curiosas, desde cargarnos  macetas jugando al futbol, hasta montar una huelga en el cole…si si montamos una huelga, jejeje les salimos anarcosindicalistas a las monjas, porque si…iba a un cole de monjas.

 

Bien os cuento la historia de la huelga, veréis que fue con buen motivo, corría aquel año un invierno muy crudo en Barcelona, y las monjas que enchufaban la calefacción cuando llegábamos, así en las clases comunes con todos pues bueno…se aguantaba…pero si te tocaba a primera hora biología…o química…o física (yo hacía ciencias puras) te tocaba ir al labo…una clase en que cabían 100 tíos…y éramos 8 mas el profe, hacíamos las clases con abrigo y guantes, y con un radiador eléctrico de 1 metro como máximo, vaya que hacia un frio de cojones, y hasta  las clases de la tarde no se podía uno sacar el abrigo, nos quejamos varias veces a los profes, pero les hacían caso omiso, ellos también pasaban frio y se quejaban…así que un grupo, en un momento de lucidez, dijimos…y si hacemos una huelga, pero no una huelga normal, algo original, y nos cascamos una huelga medio a la japonesa, no nos saltamos ni una clase, pero decidimos ir a clase….CON UNA MANTA, evidentemente y por ley de Murphy ese día no hizo nada de frio, con una máxima rondando los 20ºC  en una semana en que la más alta habían sido 6ºC pero nosotros todos liados con la manta, al patio con la manta, a la hora de salir con la manta, y nos vieron todos los padres de los peques, la verdad fue un día divertido…eso si casi nos da el sarampión porque cuando apretaba el sol se hacía insufrible, pero conseguimos que las monjas pusieran en marcha la calefacción del cole a las 6 de la mañana, en vez de a las 8, no es que dejase de hacer frio, pero  almenos se hizo soportable,  eso sí…yo seguía quedándome frito en las clases de filosofía de las 8 de la mañana.

 

El tiempo entre clases, entre clase y clase siempre salíamos al pasillo, para ir a mear, despejarnos etc etc, así

aprovechábamos también para jugar un poco, en aquella época estaba de moda el pressing catch americano, así que en pocas palabras, nos dábamos un pelín de estopa casi siempre, y casi siempre el hecho de ser el más grandote hacia que
seunieran un par contra mí, siempre de buen rollo, total que en un 2 contra uno me agarran y forcejeamos bastante…en eso que estábamos al lado de la puerta de una clase…donde aun estaban dando ingles…y nosotros al otro lado forcejeando, total que me desequilibro, caigo de espaldas contra la puerta y….craaaaaaaaaash…la puerta no resiste mi peso mas el de los dos que tenia trabados, puerta reventada, y tres tíos que entran en clase a través de la puerta…fue todo un puntazo, y también una de las broncas más gordas que nos ganamos….curiosamente…no nos toco pagar la puerta, todo un detalle jejejeje.

Una más, en esta reconozco fuimos algo cabrones…pero sin malicia que conste, bien, la profe de física, que estaba embarazada, pario, y nos trajeron una sustituta, una chica que digamos muy alta no era, vaya era un tapón, si media 1 50

se podía dar con un canto en los dientes, traducido ella siempre escribía de media pizarra hacia abajo, en eso que mando unos ejercicios, jamás nadie salía voluntario a resolverlos, pero ese día dice, alguien quiere salir a hacer el ejercicio 1…pam un resorte me levanta como el rayo, paso al lado de marta una de las empollonas de la clase y le soplo el papel con la respuesta, me mira para quejarse y le digo espera y le guiño un ojo, se queda como que hago…protesto o no…escogió no decir nada, así que un servidor se va a la pizarra, y se pone a resolver el ejercicio 1 (yo la verdad los deberes los hacía de uvas a peras, por eso le mangue el ejercicio a Marta) lo empiezo a resolver, escribiendo en la parte más alta de la pizarra, desarrollo la formula lo hago todo pero no ocupando toda la pizarra, si no solo la mitad superior de la misma, la profe se lo mira, me dice que está muy bien ,que es todo correcto y que ya me puedo sentar jejejeje, así que cojo vuelvo a mi sitio y la dejo con la pizarra llena de formulas, total ella coge el borrador y se dispone a borrar….teníais que verla pegando saltos para intentar llegar a la parte no superior si no un poco más arriba de la pizarra, mientras detrás todos los demás partiéndonos el culo, si lo reconozco no estuvo bien….pero en ese momento fue cómico .

En fin ya os contare mas historias del colegio, que de estas también tengo algunas, desde hacer llorar a una profe a moco tendido a que un profe me tirara un borrador…tuvo suerte, le fue del canto de un duro que no se lo tirara yo a él, pero eso son otras historias

Anuncios

2 comentarios sobre “Mis historias de colegio

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: