Renault Express


Buenos días, buenos post, ayer hable de polis, y hoy voy a hablar de coches, si aunque parezca mentida, hoy escribiré el post…sabiendo de antemano de que va a ir, sé que no es normal, ni habitual, y quizás sea salirse de la normalidad del blog, pero hoy me han dado una idea en un email de @cakelocus y me ha gustado la idea de hablar de los coches que he tenido.

Bien, lo cierto es que hasta el día de hoy he dispuesto de varios vehículos, en concreto de 4 vehículos, para ser más exactos, 3 tartanas y un coche nuevo, por orden de aparición, mi primer vehículo, no fue un coche normal, empecé a conducir con una furgoneta, para ser exactos una Renault Express, la cual me dio más de una anécdota, para empezar,

Parecido era mi primer coche

era el vehículo de la empresa donde trabajaba mi padre, pero llevaba como 2 años casi parada, me la vendieron por unas 80 000 de las antiguas pesetas, unos 500 euro aprox actuales, y el primer día, el cambio de marchas no es que fuera duro…es que poner 4ta o sobretodo quinta era casi imposible, pero vaya, esa no era la única particularidad, otra era que una ventanilla se podía abrir desde fuera con el vehículo cerrado, y la más divertida, que la puerta trasera no cerraba bien, y cuando pillabas un bache se abría la puerta, esa particularidad, hacia que todo el cadete quisiera ir siempre en mi coche, por aquel entonces era el segundo del cadete preferente del SESE, y cuando se subían, poníamos MOLOTOV en el radio casete, y la canción PUTOOOOOOO, y veías a todo los cadetes histéricos en la furgo, y cada dos por tres al grito de PUTOOOOOOOOOOOOOOOOOO, y cuando no era ese grito, era un Jordi abre la puerta de atraaaaaaaaaaaaas….y yo buscaba un bache y abría las puertas traseras…acto seguido soltaba el gas, y se cerraban de golpe, y los críos hacían jolgorio dentro, era curioso, pero pudiendo ir en los coches de los papas, BMW audis y coches de buena gama, había ostias por subirse en la Furgo…era sin duda un puntazo espectacular.

 

Con la Express aprendí a conducir, pero claro, cometía errores, así, un día, cogí a mis amigos, a Miguel, a Valverde, a Xavi, y no sé si alguno más y a mi novia por aquel entonces Toñy y nos fuimos a la playa, pero no cerca de casa, si no que cogimos y nos fuimos a Cala Canyelles al lado de Lloret, así cogimos la autopista de la costa, y hacia Lloret, cargados de neveras, toallas y todo utensilio playero que se precie, vaya que íbamos cargaditos cargaditos, así cuando llegamos a Mataró por la autopista, hay un punto en que la autopista es muy empinada, y yo que venía a 120, empieza la subida, y baja a 115, 110, 105…90… y yo en quinta y gas a fondo…y el motor que empieza a decir que no, que reduzca…pero yo empecinado en seguir en quinta…y entonces, de golpe y porrazo, el coche empieza a dar vaivenes adelante y atrás, y yo coño que pasa…. Así que me veo a todos los que iban detrás moviéndose adelante y atrás y gritando, venga, venga, venga…no me quedo más remedio que reducir a cuarta…y de ahí a tercera…acelerón y remontar la subida, y los cabrones de mis amigos partiéndose el culo y diciéndome que si no es por ellos no conseguimos superar la subida que hay en la autopista de Mataró.

Lo cierto es que el post de hoy, creo que se lo voy a dedicar por completo a la Express, uno de los coches con los que más me he reído , y donde más nos hemos reído todos, fueron muchas idas a la playa, muchas caravanas y en ellas mucho intentar ligar con las chicas que iban en coches al lado nuestro, o bromear con críos que iban en otros vehículos, siempre conseguíamos que los peques de otros coches se divirtieran, era curioso porque evidentemente la Express tenia aire condicionado…si si, aire condicionado a bajar la ventanilla, y en verano, parados en caravana, sudábamos dentro de la furgo como auténticos bestias y los críos de otros coches iban con aire acondicionado de verdad, la verdad es que nos reíamos muchísimo, aparte cuando no, aparcábamos el coche a la sombra, abríamos detrás , comprábamos algo de comer y con mi amigo Xavi, nos poníamos como el quico a comer y beber ( no alcohol…) y luego sieston tumbados detrás, en plan guarro, pero divertido.

La que también fue buena fue cuando usamos la furgo, para llevar cosas al campus del club, que organizaba mi amigo miguel, y que literalmente llenamos la furgo hasta los topes, las luces, miraban al cielo y no a la carretera, suerte que fuimos de día…porque en caso contrario…aun estaríamos de camino porque no íbamos a ver nada de nada.

Por desgracia, la Express, murió de forma violenta, en un accidente que tuve, en que en una curva llena de barro…que no vi ( el barro me refiero, la curva si) derrape, pegue un contravolantazo, recupere la línea, pero entonces se me fue hacia el lado contrario, otro contravolantazo, y recupere, pero a costa de poner la furgo a dos ruedas, me fui directo contra una viga de hierro que servía de limite de un parking, me empotre, caí por un terraplén 4 o 5 metros, y me quede a 2 metros de caer por un pequeño precipicio de 5 o 6 metros, que ahí si me hubiera hecho mucha mucha pupa, por desgracia la Express murió ahí…y después llego el Ford fiesta de mi padre…otro coche, que casi se merece un post para el solo

El motor...me deje un paston, en arreglos de la express
Anuncios

Un comentario sobre “Renault Express

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: