Hay que hacer una locura de tanto en tanto


Buenos días, buenos post, un día más aquí intentando contaros alguna cosa, y para variar, no sé de qué voy a hablar, cosa que no es extraña en este blog, que empiece a escribir…sin saber de qué tema hablare o desarrollare durante el post, diría, que si hubiera un máster a la improvisación, debería sacar matrícula de honor…o por ahí, porque lo cierto es que improviso casi cada post, y pese a que todos son historias reales, no deja de ser estresante contar las cosas, y más desde una óptica, más o menos positiva.

La verdad es que podría contar cosas tristes, pero no me apetece, e incluso cuando os cuento algo más o menos triste, intento que sea de la forma más amena,  pero vaya que me voy por las ramas, y aun no se dé que narices va a tratar hoy el post.

Lo cierto es que mantener el blog, no es fácil, y menos cuando intento ir a post día, cosa que no es precisamente fácil, pero la verdad es que encontrar temas no es fácil, si el blog fuera monotemático, de baloncesto, del cultivo de la alcachofa, del sexo de los berberechos salvajes, pues sería mucho más fácil, ya que tendría el tema de antemano, pero como hablo de todo y nada….pues hay veces que me cuesta escoger el tema del día, creo que al final pondré una encuesta y diré…de que queréis que hable mañana, así será más fácil desarrollar el tema, sea el que sea.

Bien, después de este rollo, veamos si hablo de algo interesante, que para eso leéis el blog, la verdad, es que en mi filosofía de vida, hay una máxima, que dice lo siguiente:

  • Hay que hacer una locura de tanto en tanto…algo que nos recuerde que estamos vivos

Y mis locuras, pueden ser de muy distinta índole, saltar desde 12 metros de altura, fundar un club de baloncesto, bajar a 14 m de profundidad en mi bautizo como submarinista (esa fue culpa de Ramón) pero vaya…o me bajaba el…o me iba yo para abajo así que no había diferencia, recuerdo que el día de mi bautizo, después he hecho 3 mas…y sigo sin apuntarme a sacarme el título PADI de submarinismo, Ramón, me dijo, tu tranqui, que lo hare yo todo, te bajare, te subiré tu solo dedícate a mirar, y eso hice, pero ramón se animo, yo también, y claro el mide 170…y se metió por un medio agujerito, yo 192…y me pegue un cabezazo de órdago contra las rocas, vaya una leche importante, encima al salir Ramón fue haciendo paradas para descompresión, y  a mi…me costaba mantenerme a su altura, con lo que Ramón tenía que estar continuamente retocando mi equipo, hasta que encontré la forma de mantenerme a su altura, que no fue otra que ponerme cabeza abajo, así subí cabeza abajo los metros de descompresión, parada, cabeza abajo…subir un poco, parada, cabeza abajo, fue sin duda una forma curiosa de subir a la superficie…primero salieron los pies jejejeje.

Pequeña reunion de locos…maravillosos Ramon,Carlos,Miguel,Mar,yo y Mireia

Otra locurilla, fue montar un finde con mis amigos en Andorra, Ramón, Carlos, Miguel por un lado , y Mireia y Ana por otro, la verdad, fue apoteósico, ya empezamos yendo a un bar de Ordino, donde por cierto, un idiota de crio, se paso el rato provocándome y medio insultándome, y Ramón diciéndome, pasa de él, que es un crio, Jordi pasa de él…le hice caso, pero me quede con las ganas  de arrearle una pequeña castaña al niñato en cuestión, pero vaya es igual, volviendo, pasamos por una zona de descampado, Andorra, invierno, frio…y claro…hielo, yo por allí diciéndoles, ojito no tropecéis que por aquí el suelo está hecho una mierda…decir eso…y pegue un resbalón brutal cayéndome de espaldas, suerte que llevaba mi GEOX, con la que parezco el muñeco de Michelin, porque lo cierto es que el batacazo fue la ostia, de ahí, a casa, y de ahí…a otro bar…la verdad un bar en que estábamos solitos, y el camarero de buen rollo, nos dio la llave del futbolín, con lo que hicimos tropecientas partidas, y al final jugábamos partidas con 6 bolas a la vez…un estrés brutal pero muy divertidas, desde entonces, intentamos hacer una o dos escapaditas con los amigos, y repetir el cachondeo que montamos, cena en el GASPA, un restaurante de ordino, y fiesta y al día siguiente, quien aguante y tenga ganas…esquí…o compras…yo es esquí….y por la tarde compras…no me libro ni por  casualidad de las compras, pero lo cierto es que me gusta pasear por Andorra

Anuncios

3 comentarios sobre “Hay que hacer una locura de tanto en tanto

Agrega el tuyo

  1. I really have a tendency to go along with almost everything that is
    put into writing throughout “Hay que hacer una locura de tanto en
    tanto | cosasdejordi”. Thank you for all of the info.
    Thanks for your effort,Nicolas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: