Este equipo necesita un ….? (con acento argentino)


Buenos días, y que nervios llevo, vaya dos días, antes de ayer, el Regal Barça que gano in extremis al PAO, en un partido que quizás no fue el mejor del mundo, vaya no lo fue para nada, pero si fue emocionante a mas no poder, y en que me quede sin uñas en las manos…y no me comí las de los pies porque no me llego que si no…ves tu a saber.

Y ayer (hoy mientras escribo, ayer para el que lee) el de fútbol que no ha hecho sufrir lo insufrible contra un rival mucho mas fuerte de lo que nerviosaparentaba en un principio, la verdad me ha gustado muchísimo el Paris Saint Germain, muy buen equipo, que juega muy bien a lo que mi querido lolaso llama el baloncesto de los pies.

La verdad, un servidor, de muy jovencito, jugaba…mejor dicho calentaba banquillo en un equipo escolar de fútbol sala, sin duda era el mas flojo del equipo, pero también es cierto que era un muy buen equipo, ya que si no recuerdo mal, se llego a ganar la liga y después se fue a play off, donde no ganamos pero creo quedamos entre los 4 primeros o así, eso si, mi presencia en el campo era mas bien…testimonial.

La verdad, el fútbol no es lo mió, soy demasiado largo, y sobretodo, demasiado patoso con una pelota en los pies, aparte…me gusta mucho mas el baloncesto.

Un deporte que pese a que empecé muy tarde a jugar federado, con 17 años, ya jugaba en los patios del cole, y en las actividades polideportivas en las que estaba apuntado, de básket hacíamos partidos contra otra escuela, y recuerdo que el “base” cuando sacaba de fondo y recibía, miraba hacia delante…y si tenia un rival a menos de 4 m…me devolvía el balón…para que lo subiera yo…

Y la verdad, después de eso, estuve a punto de fichar por un equipo, que jugaba en la sedeta, hicieron una preselección y me querían fichar, pero me quedaba lejos de casa y quedo todo en agua de borrajas, así que no fue hasta mas mayor, que volví a probar para un equipo de verdad, y así con 16 años me plante en el SESE, al final de temporada, y fiche para el juvenil del siguiente año.

Bravas del Bar Tomas en barcelona...para mi de lo mejorcito de la ciudad si no las mejores
Bravas del Bar Tomas en barcelona…para mi de lo mejorcito de la ciudad si no las mejores

Lo cierto es que era alto…y era…alto…y bueno he dicho que era alto? Porque técnicamente era un 0  a la izquierda, pero eso si, le ponía unas ganas terribles, pero a la que me hacían hacer algo que implicara el uso de mi mano izquierda…tenia serios problemas, pero gracias a dios y a buenos entrenadores, como Jordi Ardid, y sobretodo con José Carrión que es el entrenador con el que mas he aprendido en mi vida, fui aprendiendo conceptos del juego, y cogiendo técnica individual, eso y ver miles de horas de éntrenos y partidos con mis amigos en la grada del pabellón o en las pistas de la calle Santanyi.

Fue curioso un año, en que tuvimos un entrenador argentino, del que ahora mismo, no recuerdo el nombre, y que nos sorprendía siempre con

Era y soy muy malo jugando a futbol
Era y soy muy malo jugando a futbol

alguna cosa, la verdad es que éramos un equipo raro, raro, de los 12 iniciales, se fue cayendo gente muy rápido…es mas, hubo uno, que un día antes de empezar a entrenar nos dijo, ahora vengo, que como nos acaban de cambiar el horario de entreno ( teníamos pista 45 min. mas tarde de lo en principio dicho) me voy a comer unas bravas , sin duda fueron unas bravas pesadísimas y picantísimas…porque no volvió nunca mas.

Total que al final, quedamos 6 o 7 tíos en el equipo, y siempre teníamos alguno roto, así que íbamos 6 a los partidos…y nunca acabábamos 5 en pista…casi siempre nos echaban a alguno quedando 4 o 5 min. y claro…no ganábamos nunca, creo que ese año si ganamos 8 partidos..ganamos muchos, y ojo no creo que jugáramos mal, pero cuando el físico se nos acababa y nos quedábamos 4 en pista..todo se hacia imposible.

He de decir que uno de los que habitualmente era echado por faltas era evidentemente yo, que siempre defendía al limite.

Lo cierto es que moralmente nos lo tomábamos todo a cachondeo, ya que era un querer y no poder, pero un día, el chévere, porque al coach le llamábamos así, nos soltó una frase en el vestuario que nos dejo a todos….fuera de sitio, lugar y sin entender, la frase vino a cuento del echo que no ganábamos y el chévere soltó:

  • Lo que necesita este equipo ….es un desleche ( ponedle acento argentino a la frase)

Y nos miramos todos con cara de…un que? Un desque??? Hasta que descubrimos que quería decir que teníamos que echar un polvo para relajarnos un poco…algo a lo que por supuesto, estuvimos todos de acuerdo.

Sin duda fue la anécdota del vestuario ese año, y cuando veo a alguno de mis ex compañeros de ese equipo…y lo recordamos, aun nos reímos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: