Me gustan…programas raros


Bueno días de un jueves, en que la verdad, hoy, si que no tengo ni la mas remota idea sobre que hablar, no me llega la inspiración, no me llega la musa esa que me dice…habla de esto, o habla de aquello, o de lo otro, no se, debo tenerla de vacaciones, o igual…ya se, se ha ido al bar del congreso, y se esta poniendo tibia a pelotazos, porque lo cierto, es que la musa, y mi mente…ahora mismo no están…veremos si en un rato, aparecen, si las encuentro, o me encuentran ellas a mi, mientras seguiré viendo la tele un rato, aunque con depende que programas, es como tener la mente blanco.

Hablando de programas, hay uno, que me gusta bastante, se llama El Jefe, y que mas o menos va de un alto directivo de una mega empresa, que se hace pasar durante una semana por un trabajador de su propia empresa, y van por todos los puntos de su empresa, desde el que limpia al que atiende al publico, desde el almacén hasta el que arregla motores o hace bocadillos, y lo cierto es que me gusta el programa, y es para estos empresarios o directivos, como hacer una auditoria de calidad…pero a lo bestia.

Con ello se dan cuenta de algunas de esas cosas que solo sabe el que trabaja en un sitio, si hace calor, frió, si es mas o menos cómodo, si se sienten a gusto o no…vaya les da una idea del porque de las cosas.

Como comprenderéis, es un programa americano, porque dudo que aquí, pudiera por ejemplo el Sr. Florentino, disfrazarse, y estar una semana entre sus trabajadores, aunque seria curioso verlo con un pico y una pala.

La verdad, es que nosotros en casa, en la tele, vemos programas un pelan raros, este de el Jefe, el que comente de tu casa a juicio, me gustaba también uno que se llamaba Pesca Radical, pero también uno en que eran leñadores en Oregon, otros que miramos, son los de una casa de prestamos en Detroit.

En este la flora y fauna que reina es brutal, desde la señora sesentona que va con su abrigo y te suelta que es la prima de Bruce Lee, al que quiere vender un ojo de cristal, la verdad, es brutal, como lo son lo protagonistas, que son a la hora de negociar lo mas rastrero que ha parido madre…sin duda alguna los protagonistas de Empeños a lo Bestia, que así se llama el programa aquí, son personajes curiosos, curiosos, pero es que para aguantar a la fauna que los visita…hay que ser raro, raro.

Lo más curioso debe ser ver la versión sin doblar, ya que en USA los insultos suelen ir protegidos con un PIIIIIIIIIIIP….  Y hay veces, que de cada 6 palabras, 7 son tacos, les llega una chica, que quiere vender un anillo, o ordenador o lo que sea, y les dice, quiero 300 $ y ellos le dicen mira lo siento, pero por esto te puedo dar 25, y normalmente lo siguiente es un OYE TU ZORRA, que quiero 300 y me vas a dar 300, sin duda una forma mas que curiosa de negociar, acto seguido y tras el primer momento de show, aparecen 2 o 3 tíos, tamaño armario empotrado con las puertas abiertas, que se llevan educadamente al caballero o dama  que montan el cirio, u una vez en la puerta, sueles ver como el “echado” suelta pestes del lugar.

Pero no solo nos gusta este, hay otro, que también es friki de cojones, en que se subastan..trasteros, y ves como hacen la subasta y alguien se lleva un trastero, lo curioso es el sistema, abren el trastero, y sin entrar ni tocar, tienes unos 5 min para mirar…sin entrar ni tocar nada, y desde ahí, subastas, yo he visto a unos encontrar escondido tras unos muebles, un par de Harleys, o encontrar cosas de muchísimo valor (hablo de cientos de miles de dólares) y también el que casi ni recupera lo que ha invertido, pero vaya, te encuentras el que paga 100 dólares, y se encuentra un cuadro que vale 10 mil y el que paga 3000 y apenas cubre gastos, sin duda un programa original.

Bueno pues la inspiración no ha venido aun, ni la musa, siguen en el congreso, a pelotazo limpio, o quizás, estén en el American Jewelry…sin duda uno de los pocos atractivos que tiene la ciudad de Detroit, que por lo que se, es de las mas feas de Estados Unidos, pero si tengo claro, que si algún día, voy allí por alguna razón, será una visita obligadísima, aparte, allí mi mujer disfrutaría, porque el regateo esta a la orden del día, y a Mar esto de regatear le encanta, y a mi me encantaría verla en plena “batalla” reagetativa con alguno de los jefes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: