Descansa en paz, Pau


texto corto…pero directo….

Curar a veces, aliviar a menudo, consolar siempre

Pau era un niño querido. Sus padres no querían nada malo para él. Simplemente se dejaron engañar por los cantos de sirena de los vendedores de humo, por las teorías de la conspiración de los que se forran vendiendo libros en los que acusan de forrarse a las farmacéuticas. De los que hacen negocio con sus productos “naturales” mientras denuncian que los laboratorios hacen negocio con los suyos.

No son los padres de Pau los que deben pagar por su incredulidad (algo que, por otra parte, han hecho ya con creces). No creo que se merezcan el juicio implacable que algunos están empleando con ellos. Ellos no son sino una víctima más.

Ojalá la muerte de Pau y la vida destrozada de esos padres no sea en vano. Ojalá sirva para abrir el debate, para hacer reflexionar a muchos, para acallar a tanto “salvador de la humanidad atrapada en las garras…

Ver la entrada original 139 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: