Estamos infectados…por la pelotita naranja


Este año, he tenido una gran alegría, creo que he conseguido contagiar el virus del baloncesto a mi hija,  un virus que a mi me contagio hace mucho tiempo y que a día de hoy continua activo.

La verdad es que la peque empezó a jugar este año y a principio de curso yo creo que le gustaba mas ir a patinar que no ir a jugar a básquet, pero poco a poco gracias a que ha tenido unas compañeras maravillosas y unas entrenadoras que la han motivado ha ido calando en ella ese virus de la pelotita naranja.

La verdad, que mi hija me diga, papa, vamos a ver a las seniors, me entusiasma y me maravilla, que me diga, papa quiero ir al Palau o que quiera ver partidos por la tele…me entusiasma.

Me entusiasma que estemos ante la TV y me diga, mira papa, sale Heurtel, o Tomic, o Hanga…o el que sea, me entusiasma que me diga papa hagamos un 1×1, aunque me haga trampas y me pegue palos jugando.

Me entusiasma haber vivido este año la temporada del premini, un grupo de niñas que se lo han pasado en grande, que han disfrutado y sobre todo han aprendido muchísimo.

Recuerdo el primer entreno, y viendo a las de segundo año pensaba…la virgen, que diferencia, las de primer año…ni la huelen, y las otras hacen cosas espectaculares…hemos llegado a fin de temporada, y las de primer año, que ahora son de segundo…hacen cosas espectaculares, han mejorado un mundo, han evolucionado técnicamente una barbaridad y hacen cosas que a principio de temporada…ni soñaba pudieran hacer.

La verdad, me emocione el día que metió su primera canasta, es más, me emocione el primer día que se decidió a tirar a canasta, y el día que enchufo la primera…ya no os cuento, pero es que desde eso…la evolución ha sido constante.

Verla hacer un cambio por delante, o romper a su defensora con una finta y meterse hacia canasta ha provocado que no haya baberos suficientes en la ciudad de Barcelona para mí.

cuando sale a pista mi hija siempre dice...PAPA surt l'Heurtel, Carla y Heurtel...llevan el mismo número..el 13

Lo cierto es que creo que todos los padres y madres del equipo hemos este año, disfrutado, hemos animado, chillado, hemos madrugado y hemos hecho de taxis, y la recompensa tiene la forma de una sonrisa de nuestras peques.

girls power....las chicas son guerreras...y mucho

Una sonrisa que veo en Carla cada vez que hay básquet en la tele, cada vez que me dice que quiere ir a ver un partido de quien sea, una sonrisa que solo puede significar una cosa, que el virus del baloncesto la ha contagiado, es más, ha contagiado a todas, porque todas se lo pasan pipa con la pelotita naranja.

El próximo año, el próximo curso, seremos preminis de segundo año, y espero, deseo, que este maravilloso virus, continúe infectando a todo el equipo, espero y deseo que el grupo de padres, sigamos disfrutando tanto como lo hemos hecho este año, y si podemos organizar alguna otra calçotada, barbacoa o lo que sea…lo hagamos

Yo de mientras, a poco que pueda, seguiré por un lado yendo a todos los entrenos y partidos de la peque que pueda, y por otro…tratare de seguir jugando un año más, porque yo también tengo el puñetero virus dentro…y la verdad…no tengo ningún interés en curarme de esta infección baloncestil

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: